Se encuentra usted aquí

Didáctica y dialéctica del color explica los aportes de Cruz-Diez al arte mundial

La exposición estará disponible al público hasta el 31 de agosto. La propuesta plástica, instalada en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural, está formada por 51 obras del maestro del cinetismo pertenecientes a la colección de la Universidad Simón Bolívar.

 

Desde el domingo 8 de junio se abrió en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural, en Caracas, la exposición Didáctica y dialéctica del color, formada por 51 obras del maestro Carlos Cruz-Diez que fueron donadas por el artista cinético a la colección de la Universidad Simón Bolívar (USB).

La curadora de la colección de arte de la USB, Gloria Urdaneta, contó al Correo del Orinoco que esta propuesta del maestro Cruz-Diez se expuso por primera vez el año 1980 en la galería de la USB; en estos 34 años el conjunto de obras se exhibió una segunda vez en el Museo Jacobo Borges, antes de mostrarse nuevamente hace unos años en el recinto universitario.

Siguiendo un montaje estipulado por el propio autor, la exhibición muestra en un orden lineal, como una monografía plástica de carácter lúdico, todo un proceso creativo como resultado de profundas investigaciones desarrolladas por el maestro cinético relacionadas con el color.

Enriquecida con textos del propio artista, la propuesta usa como ejemplo el poder expresivo de las obras para explicar de la manera más diáfana posible su teoría sobre el color “como una situación efímera y autónoma”, contraria a la idea de lo cromático como “acompañante de la forma y, en muchos casos, de su anécdota”, según dice el texto de sala.

Con esta exposición Cruz-Diez muestra un sistema de comunicación por medio del color, en el que la espectadora o el espectador pueden descubrir y constatar sus posibilidades y limitaciones sin que su relación con la obra se limite a la interpretación de símbolos.

“Quiero implicarlo (al público) en la vivencia de una situación mutante que le permitirá descubrir el color haciéndose y la posibilidad de encontrar su propio resonador efectivo”, escribió el artista para la muestra.

Urdaneta destacó que la exposición resume la investigación del maestro desde sus inicios, que comienza en el orden establecido por cuatro piezas agrupadas que dan cuenta del “Color convencional” o el uso más simple del recurso cromático.

 

-------En esta primera parte le siguen otras ocho piezas que demuestran el efecto de las tramas de lineas paralelas producto del fraccionamiento de los planos. La siguiente sección consta de unas nueve obras que son “módulos de mezcla óptica” en las que se generan colores inexistentes realmente en el plano, gracias un efecto óptico vibrante que resulta de la percepción de las tramas de colores distintos.

A partir del agotamiento de las permutaciones posibles en las piezas anteriores, en el siguiente grupo de cuadros el autor agrega a la trama otras lineas con inclinaciones de dos grados, lo que amplia aún más las posibilidades perceptivas del espectador.

Así continúa la muestra hasta llegar a la máxima posibilidad lúdica alcanzada por el autor con el color, representada en sus fisicromías, que son “estructuras cambiantes que proyectan el color en el espacio, creando una atmósfera de luz coloreada que cambia con la intensidad y posición d ela fuente luminosa y la distancia del espectador. Ellas reúnen tres condiciones del color; adición, reflejo y substracción”.

La muestra se completa además con el video “Mi vida en color”, un documental de 55 minutos de duración en el que el maestro cuenta el desarrollo de su trabajo y su crecimiento como artista.

Igualmente, según adelantó Urdaneta, la exposición se completará con dispositivos interactivos acerca de la obra del artista que serán facilitados por la Fundación Cruz-Diez.

HASTA AGOSTO

Didáctica y dialéctica del color estará disponible al público en general en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural, de martes a domingo, desde las 11:00 am hasta las 6:00 pm. Se espera que la muestra se mantenga hasta el último día de agosto y aun cuando no hay propuestas concretas para montarla nuevamente en otos espacios, Urdaneta está a la espera de invitaciones.

“Cada vez que sale esta exposición es un éxito; es sumamente apreciada por la gente, tal vez porque muestra el proceso creativo de la generación de colores inexistentes que es ese gran aporte que ha hecho al arte universal el maestro Cruz-Diez con su investigación. Especialmente las niñas y niños se sienten fascinados cundo ven estos trabajos, se divierten mucho y es muy grato mostrarla”, apuntó Urdaneta.

La curadora de la colección de arte de la USB acotó que recientemente el maestro venezolano del cinetismo realizó una nueva versión de esta propuesta que se exhibe, actualmente, bajo el mismo título, en Río de Janeiro, Brasil.

“Ahora el maestro Cruz-Diez trabaja de manera diferente e imprime usando otras metodologías que no existían en los 80. Y de ahí el valor de esta muestra que podemos disfrutar ahora en Caracas”, apuntó.

 

 

Texto: Jesús González Cova
Fotos: Miguel Romero
Tomado de Correo del Orinoco