Se encuentra usted aquí

Orquesta Sinfónica Simón Bolívar en Concierto de Gala - 45° Aniversario de la USB

Lunes 19 de enero de 2015
3:30 pm
Conjunto de Auditorios
Entrada libre

Bajo la dirección del Maestro Régulo Stabilito como director invitado, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar tendrá el honor de participar en el Concierto de Gala por el XLV Aniversario de la Universidad Simón Bolívar, evento que se llevará a acabo el lunes 19 de enero de 2015 a las 3:30 de la tarde, en el Conjunto de Auditorios.

Para esta ocasión la Orquesta, compuesta por más de 60 músicos, interpretará la Obertura para un festival académico Op. 80, conocida como Obertura académica de Johannes Brahms; para seguidamente continuar con la Sinfonía nº 2 en Do mayor, op. 61 de Robert Schumann.

De igual manera el Orfeón Universitario Simón Bolívar, patrimonio cultural de la USB, celebra 45 años de labor ininterrumpida, llevando a muchos rincones del país y fuera de nuestras fronteras su canto, a través del trabajo de su director actual, profesor Pedro Silva. El Orfeón se suma a esta celebración interpretando Canto al nuevo mundo, himno de la institución, creación del profesor Ernesto Mayz Vallenilla musicalizado por el Maestro Alberto Grau.

El concierto, que está dirigido a toda la comunidad uesebista y público externo, es totalmente gratutito, por lo que invitamos a todos a disfrutar de esta opurtunidad y apreciar el maravilloso trabajo de la Orquesta que estará presente en este celebración especial y, por su puesto, para disfrutar también el trabajo de su director.

PARA VER EL PROGRAMA DE MANO DE ESTE CONCIERTO SIGA EL CÓDIGO QR

 

 

 

 

 

 

 

MAESTRO RÉGULO ESTABILITO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Régulo Stabilito inició su formación musical siendo un niño de edad preescolar, de la mano de su abuelo materno el Maestro Delfín I. García C. Posteriormente, ingresa a la cátedra de Teoría y Solfeo del Maestro Pedro “Pepe” Muñoz en el Centro de Educación Artística “Andrés Eloy Blanco” CEA, al tiempo que pasa a formar parte del Núcleo “Vicente Emilio Sojo” de “El Sistema”.

Stabilito, cree firmemente que el Director es un “generador y transformador de  energía”. Como comunicador artístico, la labor de un director de orquesta se resume a interpretar el postulado del compositor, mas con el elemento indispensable de la interpretación:

“Es precisamente ahí donde nuestro arte cobra la inexorable importancia de la representación única de la versión ejecutada, por ello es un arte fugaz, al contrario de una obra pictórica, la cual queda plasmada; en la música se recrea la obra, en un espacio y tiempo determinado”.

 

ORQUESTA SINFÓNICA SIMÓN BOLÍVAR
Director titular, Maestro Alfredo Rugeles

 

La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, OSSBV, fue creada el 5 de julio de 1978 por el maestro José Antonio Abreu y constituye el producto mejor acabado del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Su primer director fue su propio fundador, el maestro Abreu, quien por más de dos décadas alternó con directores invitados. Posteriormente, es el maestro Alfredo Rugeles quien asume la dirección artística de la orquesta y, al igual que Abreu, alterna con los más prestigiosos directores tanto de Venezuela como de otras partes del mundo.

La orquesta ha acompañado a grandes solistas e importantes agrupaciones. Ha estado presente en múltiples programaciones, galas, eventos especiales y festivales musicales nacionales e internacionales, y ha realizado giras en Venezuela, Europa, Asia, y Norte y Sur América.

El variado repertorio de la OSSBV incluye importantes obras venezolanas y latinoamericanas que han ganado popularidad y reconocimiento gracias a las interpretaciones y grabaciones de la orquesta. Entre 1980 y 1981 produjo sus primeros discos y, en la década de los noventa, grabó con la Dorian Recordings bajo la batuta de los reconocidos directores Eduardo Mata, Keri-Lynn Wilson, Enrique Diemecke y Maximiano Valdés. En 2006, la OSSBV y la Deutsche Grammophon iniciaron un proyecto que hasta la fecha ha producido siete álbumes con la participación de Claudio Abbado y Gustavo Dudamel.

La OSSBV tiene como sede la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música, en donde ofrece su programación de conciertos semanales y se desarrolla el Programa Académico Orquestal. Desde 2001, a través de este programa, los músicos más destacados de los Núcleos de todo el país se integran a la OSSBV (bajo la dirección artística de Gustavo Dudamel) y continúan su formación con la asistencia de instituciones reconocidas internacionalmente y los músicos de mayor trayectoria de El Sistema.

SINFONÍA N° 2 en Do mayor, op. 61

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La obra fue esbozada en una sola noche en diciembre de 1845, dando fin a un período en el que la depresión del compositor se había acentuado por su traslado a la ciudad de Dresde. Completó la orquestación al año siguiente, con el mismo orgánico que la Sinfonía Primavera, pero con solo dos trompas y dos timbales.

Mendelssohn fue quien la estrenara en la Gewandhaus el 5 de noviembre de 1846, y fue recibida con mayor calor en su segunda interpretación, once días después, con una ligera revisión de la partitura, que observaba la adición de tres trombones, que en un principio no se atrevió a incluir, en el primero y el último movimiento.

La sinfonía es menos programática que la mayoría de las obras de Schumann, sin perceptibles referencias literales, aunque refleja hasta cierto punto su estado psicológico y su lucha contra la melancolía. La lenta introducción del primer movimiento contiene elementos desarrollados posteriormente de forma cíclica y unitaria, y da paso a un brioso “Allegro”. Después, un acumulativo “Scherzo” contiene dos “Tríos” contrastados, que dan paso a la infinita belleza del “Adagio”, una página sublime en la que el uso del cromatismo hubo de ser, sin duda, una importante fuente de inspiración para el compositor Richard Wagner.

 

OBERTURA PARA UN FESTIVAL ACADÉMICO OP. 80 / Johannes Brahms

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Obertura para un festival académico op. 80 data de 1880. Fue estrenada el 27 de noviembre de 1881 en Meiningen bajo la dirección del autor. En 1879 Brahms fue nombrado doctor Honoris causa por la Universidad de Filosofía de Breslau. Como agradecimiento, escribió el compositor esta obertura, pero, cuando trabajaba en la partitura decicidó de repente escribir otra de espíritu diametralmente opuesto: "Una que llora y otra que ríe", afirmó Brahms.

Así, la Obertura del festival académico no es otra cosa que una obra de circunstancias; una especie de fantasía en la que utiliza una docena de motivos diferentes, entre ellos cuatro canciones estudiantiles: Wir hatten gebaut ein stattiches Haus, Melodie des Landesvaters, Was kimmt dort von der Höh y sobre todo la célebre Gaudeamus igitur, que termina la obra con una jocosa solemnidad.