Se encuentra usted aquí

VIII Festival Intercolegial de Coros Infantiles Colegio Humboldt

 

Domingo 1 de julio de 2012
11:30 am
Conjunto de Auditorios
Entrada libre

 

En el marco de la programación de Domingos Culturales en Sartenejas, dando inicio a la celebración del mes del Niño, la Fundación Aequalis y la Dirección de Cultura USB invitan a la colectividad a disfrutar del Festival Intercolegial de Coros Infantiles y Juveniles del Colegio Humboldt. La entrada es libre, pero estaremos felices de recibir de ustedes, ese día, un libro infantil en buen estado, como donación para los niños de Hoyo de la Puerta.

Este festival se realiza anualmente desde el año 2005 y fue creado por la Fundación Aequalis sobre la plataforma del Proyecto Coral del Colegio Humboldt. Nació con la principal motivación de fomentar la práctica coral en los centros educativos, como herramienta para la formación de los niños, no sólo en lo que respecta a la apreciación del arte y la construcción colectiva de belleza, sino en tanto escuela de valores sociales y humanos capaz de incidir en su comportamiento como hijos, compañeros y en general, como ciudadanos.

Con la realización del VIII Festival, “Palabras para leer cantando”, busca que nos sumemos a la celebración del Año Internacional UNESCO de Promoción de la Lectura. Queremos contribuir a que cada vez sean más los niños y niñas del Área Metropolitana de Caracas que tengan la oportunidad de aprender y viajar a través de los libros.

Desde la Fundación Aequalis y el Colegio Humboldt se unen esfuerzos conjuntamente con la Dirección de Cultura de la USB y con los amigos de la Rana Encantada, quienes son los invitados especiales en la edición 2012 y brindarán su generoso apoyo para que pueda ser una realidad la adecuación de un espacio de lectura en Hoyo de la Puerta (municipio Baruta).

Este año participarán cinco coros, incluyendo a los anfitriones: El Coro de niños del Colegio Niño Jesús de Praga (tutelado por la Fundación Enclave del BOD), el Coro infantil del Colegio Integral el Ávila, el Coro infantil Instituto Monte Carmelo de La Castellana, el Grupo de Iniciación Coral del Colegio Humboldt y la Coral Colegio Humboldt.

Cada una de las agrupaciones interpretará canciones de su repertorio. Como cierre del concierto se presentará El Cuento Musical Álami, que toca el tema de los sueños y de la lectura como una de las fuentes de la que éstos se nutren. La narración estará a cargo de La Rana Encantada y las agrupaciones invitadas se unirán en un canto final común.
 

MÁS DEL FESTIVAL

Cada año participan en el evento agrupaciones de coros escolares que hacen vida en la Región Central del país, las cuales se reúnen en torno a la música y a un tema de reflexión específico: la edición V tuvo por título "Notas de Agua para nuestra montaña" y buscó llamar la atención sobre los problemas (en aquel momento por incendios y sequía en nuestro padre cerro) del uso irracional del recurso agua. Al año siguiente fue el turno de la tolerancia, bajo el lema de "Celebrando nuestras diferencias"  y compartimos con los niños material lúdico-educativo de la UNESCO.

En la edición VII se vinculó a los participantes y a la audiencia con la obra sinfónico-coral universal y la experiencia de integrar voces e instrumentos de orquesta, como alegoría de lo que se logra al conjuntar distintos tipos de esfuerzo. “Ewige Musik: Música Eterna”  integró a niños de varias escuelas desde Las Mayas hasta Prados del Este y a dos ensambles orquestales escolares, para hacer fragmentos del Aleluya de Mozart y del Gloria de Vivaldi.

Se suele invitar como parte del público a niños con condiciones especiales, como fue el caso de la pasada edición 2011, con niños refugiados en el Cuartel San Carlos por motivo de las lluvias.

Como vivencia de intercambio, el festival promueve el encuentro entre niños y niñas que estudian en escuelas públicas sean nacional, estadal o municipal, así como colegios privados, que viven en diferentes lugares del Área Metropolitana y que, al cantar juntos, descubren lo que tienen en común, aprenden a reconocer el producto del esfuerzo sostenido, a valorar el quehacer de coros formados por coralistas, cuyas circunstancias de vida pueden ser muy distintas unas de otras, a descubrir las formas en las que la música nos enseña sobre la convivencia.