Se encuentra usted aquí

Cayito Aponte vendrá a la USB a decir que "Los taxistas también tienen su corazoncito"

Domingo 5 de mayo de 2013
12:00 m
Conjunto de Auditorios

LAS 100 PRIMERAS ENTRADAS TENDRÁN UN DESCUENTO
(si las adquiere en la Dirección de Cultura USB)
Puede adquirirlas cómodamente desde casa u oficina a través de
WWW.TICKETMUNDO.COM

 

Domingos Culturales en Sartenejas

Género: Comedia

Cayito Aponte sabe que Los taxistas también tienen su corazoncito. El primer actor venezolano, con más de 50 años de carrera artística, estrena su primer monólogo teatral, ambientado en tiempos de dictadura.

La obra de teatro fue escrita por el dramaturgo Néstor Caballero (Premio Nacional de Teatro 2012) en el año 1989, que narra la historia de Rubén Sarmiento, un taxista interpretado por Cayito Aponte. Un chofer de plaza, “con título y todo”, quien cuenta su vida y su pasión por las películas. Es la Caracas del cine Rialto, de los acontecimientos políticos que cambiaron a la Venezuela de los 40, con el golpe de Estado a Isaías Medina Angarita y la posterior dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez.

Según el mismo autor, esta obra es -sobre todo- una historia de amor. Es la historia de amor entre un taxista, un hombre del común, sin más estudios que los golpes de la vida y de una mujer, una integrante de un partido, una universitaria, y para quien la ideología y la militancia estaban por encima del amor.

Es la historia de amor de Rubén y de María Milagros. Pero en esta historia hay otro participante mudo, pero siempre solidario: Pepón, el afectuoso nombre con el que Rubén bautizó a su taxi, quien ha sido espectador de esta historia de amor, pero también testigo de excepción de un período histórico trágico, doloroso, en Venezuela.

Rubén y Pepón le harán las “carreritas” nada menos que a Pedro Estrada, el director de la Seguridad Nacional en esos tiempos de represión. También estarán del lado de los demócratas que votaron por Rómulo Gallegos y la Junta Militar. Se reirán del pasado y le darán aún mayor validez al refrán popular que dice que recordar es vivir.

La expresión de Sarmiento “yo no soy político, soy peliculero”, muestra el distanciamiento del personaje de una forma de hacer política que solo beneficia a quienes aspiran a ser servidos en lugar de servir.

Los taxistas también tienen su corazoncito es protagonizada por el primer actor Cayito Aponte, con texto original de Néstor Caballero, producción de Jorgita Rodríguez y dirección de Vladimir Vera.

 

DIRECCIÓNDeCultura